El deporte inclusivo desarrolla la autonomía de los jugadores con discapacidad

El Rugby Seven es otra de las disciplinas que apostó por el deporte inclusivo en el CESA 2018 y que lo seguirá haciendo en 2019. La anterior edición, celebrada en Valencia, congregó a deportistas con y sin discapacidad que pudieron acceder de manera conjunta a competir en este deporte a nivel nacional.

Esta realidad es posible gracias al trabajo del CSD, de la Fundación Sanitas y de las Federaciones que apuestan por la modalidad inclusiva en la celebración de sus competiciones.