Navarra y País Vasco son los nuevos reyes de la velocidad

Los CESA 2019 han ofrecido una excelente primera jornada de competición que ha estado marcada por la emoción y el alto rendimiento de los ciclistas en las pruebas contrarreloj, tanto por equipos como individuales. El Circuito Ricardo Tormo ha sido un inmejorable escenario para que todos los participantes pudieran exhibir sus mejores cualidades sobre la bicicleta desde el comienzo, con la pruebe por equipos femenina, en la que la selección ganadora tan solo ha superado en medio segundo a su rival.

Tras una encarnizada lucha, Navarra (Fernández, Imaz, Puigdefabregas y Orgambide) se ha hecho con el oro tras completar las dos vueltas previstas al trazado de Cheste con un registro de 11’53”7, a más de 40 km/h. Medio segundo más ha tardado en completar la crono la selección castellanoleonesa (Dominguez, De Roa, Martín y Mediavilla), que por apenas un suspiro ha tenido que conformarse con una plata. El podio lo ha completado la escuadra local, la Comunidad Valenciana (Succi, Martin, Grauenkamp y Galván), que se ha hecho con el bronce tras registrar un tiempo de 12’03”.

En la CRE masculina las diferencias entre los primeros clasificados también han sido realmente exiguas después de que los equipos que se han repartido el podio hayan completado la prueba a más de 46 km/h de media con bicicletas de ruta convencionales. La victoria ha sido para la selección vasca (Carbayeda, Erostarbe, Etxeberria y Galdos), que tras completar las dos vueltas programadas al circuito de Cheste ha parado el reloj en un tiempo de 10’17”. Tan solo tres segundo más han tardado los chicos de la selección catalana (Pallares, Hidalgo, Darder y Díaz), que han conquistado la plata con un gran 10’20”. El tercer peldaño del podio lo ha ocupado el combinado de Castilla y León (Romeo, González, Ibáñez e Izcara), que se ha quedado a un segundo del crono de los catalanes.

En las contrarrelojs individuales, Ainara Albert, que desde el mismo instante en que atravesó la rampa de salida mostró un golpe de pedal superior al de sus adversarias, se ha impuesto con claridad entre las cadetes femeninas con un tiempo de 5’47”. Dos ciclistas cántabras, Claudia San Justo y Sandra Gutiérrez, han sido las corredoras que han acompañado a la valenciana en el podio y que más cerca han estado de su registro. San Justo ha sido segunda con 5’56”, mientras que el bronce ha sido para Gutiérrez con 5’59”.

Entre los chicos, la victoria ha sido para uno de los grandes favoritos, Marc Terrasa, tras una bellísima pugna con otro de los ciclistas que estaba en la lista de principales candidatos, Rubén Sánchez. El balear, uno de los pistards más destacados de la categoría, ha demostrado sus dotes rodadoras para detener el crono en 5’10”, tan solo un segundo mejor que el madrileño, campeón de España de Ciclocross, que se ha hecho con la plata tan solo unos días después de sufrir un atropello que por fortuna no tuvo consecuencias físicas más allá de golpes y quemaduras. Con el bronce se ha hecho el cántabro David Gimeno, que completó el giro al Circuito de Cheste en un tiempo de 5’16”.